Opinión

Solo 25% de adultos mayores tiene pensión

Ratio: 0 / 5

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

A pesar de los programas federales, estatales y municipales de ayuda. Éstos solo quedan en alicientes ocasionales o temporales en la estabilidad de ingresos que tienen los adultos mayores.

De acuerdo al Instituto de Investigaciones Económicas de la Universidad Nacional Autónoma de México el 75% de los adultos mayores a 60 años no tienen pensión por lo que su vida subsecuente tiene irregularidad para sobrevivir. Los pocos que logran ahorrar llevan una vida decorosa, pero la mayoría son parte del sector pobre del país que ha aumentado en los últimos años. Se puede decir que estos mexicanos que no están dentro del esquema de seguridad social para el retiro, realmente exprimen sus fuerzas para tener un ingreso hasta lo último, hasta que ya no pueden trabajar es cuando se retiran. Muchos al no tener patrón, o con patrones que no los dan de alta en el Seguro Social sufren en esta última etapa de la vida y no de manera solitaria sino que se involucra a la familia quienes tienen que pagar los altos costos de los servicios particulares de salud y alimentación.

Hay mucha gente que se queja de que los servicios de salud en el Seguro Social o en el ISSSTE son muy deficientes o que están rebasados, y carecen de medicamentos cuando se acude a ellos. También escuchamos de que la pensión es muy poca y no ajusta para esta etapa en la que el cuerpo se debilita y se juntan los problemas hasta psicológicos, y como dicen la “bola de años” se hace más pesada y las fuerzas del cuerpo son cada vez menores. A pesar de que todo esto tiene gran dosis de verdad, hay un sector todavía mayor que no tiene estas posibilidades de asegurar un mínimo de bienestar en este invierno de la vida.

Con los avance de la medicina se ha alargado el promedio de vida de la población, contrario a creencia popular de que la gente de antes vivía más, “eran de buena madera”. Esto ha hecho aumentar el sector de mayores de 60 años en México aunque con los inconvenientes ya descritos. Por esta causa y teniendo en cuenta que a futuro esto irá en aumento es necesario modificaciones a la legislación vigente para que de verdad se puede reducir la pobreza en el país, tarea que corresponde realizar a los diputados. La pregunta aburrida es ¿Tendrán interés en estos temas con los sueldos tan ajenos al común de los mexicanos?

No solo es el derechos de los mexicanos a vivir mejor, sino también de que la gente joven tenga algo claro que aunque no quisiera para allá va y se debe procurar mediante el ahorro o su inserción en empresas que cumplan con los derechos laborales, hacer más llevadera esta etapa de la vida.

Luego se nos dice ¿Y de dónde ahorramos si lo que ganamos no nos alcanza para comer? Las empresas de refrescos, cervezas, tequilas, licores, fiestas, viajes, perfumes, tintes, uñas  y muchas más tienen una vida próspera en base a que nosotros decidimos en lugar de ahorrar entregar nuestro dinero por gozos de un ratito.