Un sueño

Ratio: 0 / 5

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

Después de tocar tu cara

y tu piel de porcelana

besé tu boca tan roja

como jugosa manzana.

Tus ojos más que traviesos

que parecen dos luceros

que titilan al mirarme

de inminente coqueteo.

Tu porte es tan femenino

y tu talle dibujado

tu ropa es tan indiscreta

que hoy me tienen embrujado.

Yo te bajaría la luna

y la pusiera a tus pies

por conocer tus encantos

al derecho y al revés.

Cuando duermo yo te sueño

y al despertar no te miro

y al saber que tú no estas

de mí se escapa un suspiro.

Ya te he besado en la boca

te baje luna y estrellas

y sin importar mi orgullo

te dije cosas muy bellas.

Qué bonito es despertar

y saber que he sido dueño

de un amor imposible

aunque solo fuera en sueño.