Acuérdate

Ratio: 0 / 5

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado

Juan Rulfo

Acuérdate de Urbano Gómez, hijo de don Urbano, nieto de Dimas, aquél que dirigía las pastorelas y que murió recitando el "rezonga ángel maldito" cuando la época de la gripe. De esto hace ya años, quizá quince. Pero te debes acordar de él. Acuérdate que le decíamos "el Abuelo" por aquello de que su otro hijo, Fidencio Gómez, tenía dos hijas muy juguetonas: una prieta y chaparrita, que por mal nombre le decían la Arremangada, y la otra que era rete alta y que tenía los ojos zarcos y que hasta se decía que ni era suya y que por más señas estaba enferma del hipo. Acuérdate del relajo que armaba cuando estábamos en misa y que a la mera hora de la Elevación soltaba un ataque de hipo, que parecía como si estuviera riendo y llorando a la vez, hasta que la sacaban fuera y le daban tantita agua con azúcar y entonces se calmaba. Esa acabó casándose con Lucio Chico, dueño de la mezcalera que antes fue de Librado, río arriba, por donde está el molino de linaza de los Teódulos.

Leer más...

Amar sin esperanza

Ratio: 0 / 5

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado

José C. Gutiérrez

¡Que bellos , que apacibles son tus ojos

extasiados por dulces desvaríos

pero nada hay más grato a mis antojos

cual ver tus ojos en los ojos míos!

Leer más...

Aritmética indígena

Ratio: 0 / 5

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado

B Traven

Durante mi larga vida -ando en los noventa y seis. . . , bueno. .. todavía me faltan dos meses y siete días- he aprendido que es casi imposible, si no se desea, morir de hambre en el campo o en las pequeñas aldeas. La cosa es bien distinta en las grandes metrópolis.

Leer más...

Cartas literarias a una mujer

Ratio: 0 / 5

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado

En una ocasión me preguntaste: ¿Qué es la poesía?

¿Te acuerdas? No sé a qué propósito había yo

hablado algunos momentos antes de mi pasión por ella.

Leer más...

Conversación con el Principito

Ratio: 0 / 5

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado

    — ¿Y aprendiste algo cuando domesticaste al Zorro, Principito?

    — Aprendí a construir una amistad desde abajo. Al Zorro no lo conocía ni un poco cuando me pidió que lo domesticara. Tomó tiempo, pero por fin pudimos hacernos buenos amigos, como tú lo eres de tu abuelito y de tus hermanos y de tus padres.

Leer más...

Daniel Chávez mira la Revolución con lente de poesía

Ratio: 0 / 5

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado

Una grata velada ocurrió el sábado 11 de marzo de 2017 con la presentación que hizo Daniel Chávez Landeros de su libro Versiones en Luna Agreste y Nitrato de Plata. Libro de poesía inspirada en la Revolución Mexicana.

Leer más...

De mármol

Ratio: 5 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activado

Qué bonita es su figura

y que lindo su caminar

además de lindo talle

una carita a soñar.

Leer más...

De por qué creo que guardas tu felicidad en tus ojos

Ratio: 5 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activado

    ¿Cómo podría alguien definir objetivamente la felicidad? Supongo que nadie, pues lo más objetivo que por el momento se me ocurre es una definición de diccionario, pero no creo que una definición de esas pueda decir realmente lo que es felicidad. Lo que podemos encontrar en el diccionario es una definición seca y sin vida. La verdadera felicidad no se define en un diccionario: se vive y se siente.

Leer más...

Diles que no me maten

Ratio: 5 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activado

Juan Rulfo

 

-¡Diles que no me maten, Justino! Anda, vete a decirles eso. Que por caridad. Así diles. Diles que lo hagan por caridad.

-No puedo. Hay allí un sargento que no quiere oír hablar nada de ti.

-Haz que te oiga. Date tus mañas y dile que para sustos ya ha estado bueno. Dile que lo haga por caridad de Dios.

-No se trata de sustos. Parece que te van a matar de a de veras. Y yo ya no quiero volver allá.

-Anda otra vez. Solamente otra vez, a ver qué consigues.

Leer más...

El zorro es más sabio

Ratio: 0 / 5

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado

EL ZORRO ES MAS SABIO

Augusto Monterroso

Un día que el Zorro estaba muy aburrido y hasta cierto punto melancólico y sin dinero, decidió convertirse en escritor, cosa a la cual se dedicó inmediatamente, pues odiaba ese tipo de personas que dicen voy a hacer esto o lo otro y nunca lo hacen.

Leer más...

Elena Poniatowska

Ratio: 0 / 5

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado

La ventana de Isabel

Elena Poniatowska escritora contemporánea, del libro: [1]De noche vienes  el cuento:

El recado

Leer más...

Entrevista a Juan Rulfo 1973

Ratio: 5 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activado

ENTREVISTA A JUAN RULFO 1973

J. S. Primero, señor Rulfo, ¿quisiera usted comentar un poco su formación como escritor?

J. R. Bueno, en realidad es un poco difícil buscar el origen de esa formación. No fue una formación formal, sino más bien arbitraria, si se quiere, basada en lecturas no sistemáticas sino de cuanta cosa me caía en las manos. Por lo tanto no hubo una disciplina formal -una búsqueda tal vez de algo que gustara, que tuviera aspectos humanos coincidentes.

Leer más...

Es que somos muy pobres

Ratio: 0 / 5

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado

Juan Rulfo

Aquí todo va de mal en peor. La semana pasada se murió mi tía Jacinta, y el sábado, cuando ya la habíamos enterrado y comenzaba a bajársenos la tristeza, comenzó a llover como nunca. A mi papá eso le dio coraje, porque toda la cosecha de cebada estaba asoleándose en el solar. Y el aguacero llegó de repente, en grandes olas de agua, sin darnos tiempo ni siquiera a esconder aunque fuera un manojo; lo único que pudimos hacer, todos los de mi casa, fue estarnos arrimados debajo del tejaban, viendo cómo el agua fría que caía del cielo quemaba aquella cebada amarilla tan recién cortada.

Leer más...

Fragmentos del diario de Adán y Diario de Eva

Ratio: 5 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activado

Mark Twain

LUNES.- Este nuevo ser de cabello largo está molestando mucho. Me ronda constantemente y me sigue a todas partes. Esto no me gusta; no estoy habituado a la compañía. Preferiría  que ese ser se quedase con los demás animales... El día de hoy es nuboso, llega viento del Este; creo que se nos avecina una lluvia... ¿Nos? ¿Cómo se me ha ocurrido es palabra? Ya recuerdo: la usa el nuevo ser.

Leer más...

Historia de Cupido

Ratio: 0 / 5

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado

Cuenta la leyenda que Cupido era el hijo de Venus y Marte, un dios niño alado y travieso que siempre iba armado con dos clases de flechas: unas doradas con plumas de paloma y otras de plomo con plumas de búho. Las primeras provocaban un amor instantáneo y las segundas, la más absoluta indiferencia.

Leer más...

La cuesta de las comadres

Ratio: 0 / 5

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado

Juan Rulfo

LOS DIFUNTOS TORRICOS siempre fueron buenos amigos míos. Tal vez en Zapotlán no los quisieran pero, lo que es de mí, siempre fueron buenos amigos, hasta tantito antes de morirse. Ahora eso de que no los quisieran en Zapotlán no tenía ninguna importancia, porque tampoco a mí me querían allí, y tengo entendido que a nadie de los que vivíamos en la Cuesta de las Comadres nos pudieron ver con buenos ojos los de Zapotlán. Esto era desde viejos tiempos.

Leer más...

La muerte tiene permiso

Ratio: 0 / 5

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado

Edmundo Valadés

Sobre el estrado, los ingenieros conversan, ríen. Se golpean unos a otros con bromas incisivas. Sueltan chistes gruesos cuyo clímax es siempre áspero. Poco a poco su atención se concentra en el auditorio. Dejan de recordar la última juerga, las intimidades de la muchacha que debutó en la casa de recreo a la que son asiduos. El tema de su charla son ahora esos hombres, ejidatarios congregados en una asamblea y que están ahí abajo, frente a ellos.-Sí, debemos redimirlos. Hay que incorporarlos a nuestra civilización, limpiándolos por fuera y enseñándolos a ser sucios por dentro…

Leer más...

La ventana de Isabel

Ratio: 5 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activado

Cuando se egresa de una carrera universitaria se generan grandes expectativas: Si te vas a titular por promedio, el siguiente paso es encontrar un trabajo que tenga que ver con lo que se estudió, un trabajo bien remunerado para continuar con la maestría.

Leer más...

Luvina

Ratio: 0 / 5

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado

Juan Rulfo

De los cerros altos del sur, el de Luvina es el más alto y el más pedregoso. Está plagado de esa piedra gris con la que hacen la cal, pero en Luvina no hacen cal con ella ni le sacan ningún provecho. Allí la llaman piedra cruda, y la loma que sube hacia Luvina la nombran Cuesta de la Piedra Cruda. El aire y el sol se han encargado de desmenuzarla, de modo que la tierra de por allí es blanca y brillante como si estuviera rociada siempre por el rocío del amanecer; aunque esto es un puro decir, porque en Luvina los días son tan fríos como las noches y el rocío se cuaja en el cielo antes que llegue a caer sobre la tierra.

Leer más...

Macario

Ratio: 0 / 5

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado

Juan Rulfo

 

 

Estoy sentado junto a la alcantarilla aguardando a que salgan las ranas. Anoche, mientras estábamos cenando, comenzaron a armar el gran alboroto y no pararon de cantar hasta que amaneció. Mi madrina también dice eso: que la gritería de las ranas le espantó el sueño.

Leer más...

Nos han dado la tierra

Ratio: 0 / 5

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado

Juan Rulfo

Después de tantas horas de caminar sin encontrar ni una sombra de árbol, ni una semilla de árbol, ni una raíz de nada, se oye el ladrar de los perros.

Leer más...

Octavio Paz

Ratio: 0 / 5

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado

Octavio Paz, (1914 – 1988). Poeta, escritor, ensayista y diplomático mexicano. Premio Nobel  de Literatura 1900. Se le considera uno de los escritores más influyentes del siglo XX. Y uno de los  grandes poetas  hispanoamericanos de todos los tiempos. Octavio Paz dice: “La poesía cambia con el tiempo pero solo, como el tiempo mismo, para volver al punto de partida”… Del libro: [1]Lo mejor de Octavio Paz la poesía:

Leer más...

Si por un momento fuésemos como el gatito

Ratio: 0 / 5

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado

    Caminando por la calle observo a la gente, pero lo que veo es que nadie ve nada. Vivimos en una época en la que la gente camina sin ver y vive sin saberlo. Me pregunto qué pasa con las personas. ¿Por qué vivimos enfrascados en mundos individuales cuando la vida pulula fuera de nuestra esfera individual?

Leer más...

Talpa

Ratio: 0 / 5

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado

Juan Rulfo

Natalia se metió entre los brazos de su madre y lloró largamente allí con un llanto quedito. Era un llanto aguantado por muchos días, guardado hasta ahora que regresamos a Zenzontla y vio a su madre y comenzó a sentirse con ganas de consuelo.

Leer más...

Un cuento infantil

Ratio: 5 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activado

Amado Nervo

El sol y la nieve, por causas misteriosas que no es del caso analizar, tuvieron cierta mañana de invierno un serio disgusto.

Leer más...

Un sueño

Ratio: 0 / 5

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado

Después de tocar tu cara

y tu piel de porcelana

besé tu boca tan roja

como jugosa manzana.

Leer más...

Velada luctuosa de Don Severo Díaz

Ratio: 0 / 5

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado

El próximo 14 de septiembre de 2014 en punto de las 19:30 horas, en el lugar que ocupa la Biblioteca Pública Municipal Olivia Ramírez de Yáñez tendrá lugar la Velada Luctuosa de Don Severo Díaz Galindo. Evento coordinado por el H. Ayuntamiento Constitucional de Sayula, Jalisco a través de la Dirección de la Casa de la Cultura Juan Rulfo.

Leer más...