Petróleo barato y gasolina cara

Ratio: 0 / 5

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

El barril de la mezcla mexicana de petróleo está al día de hoy a 49.22 dólares cuando en el presupuesto de ingresos se ha considerado su precio en 79 dólares por barril. La caída ha sido rapidísima, ya que en junio andaba en 102 dólares la misma unidad, y no se ve que ahí vaya a parar.

Una pregunta simple es ¿Por qué el precio de la gasolina no baja si el petróleo está barato? Ocurrió la misma distorsión en dos productos. Hace unos pocos años subió el precio del maíz y con ello el de las tortillas. Luego baja el precio del maíz y las tortillas siguieron en el mismo precio alto. Otro caso fue también hace pocos años el alzo del agave aumento el precio del tequila, luego baja mucho el precio del agave de 15 pesos por kilogramo a 0.50 pesos y el tequila se quedó también al mismo  precio. Sin saber mucho de economía ¿Quién sale ganando?

Volviendo al petróleo en una mirada internacional los analistas dicen que el petróleo está barato porque hay mucha oferta. Sin embargo esta oferta no es natural sino conscientemente planeada y que tiene como propósito presionar y de esa manera sancionar a algunos países que son vulnerables a estas presiones. Caso de Rusia, Venezuela, Irán, y como no queriendo a México. Y es que la sobreoferta precisamente se viene desde junio de 2014, cuando Estados Unidos y países de la Unión Europea deciden sancionar a Rusia por el asunto de Ucrania. Estos países afectados tienen una gran dependencia en sus ingresos del petróleo. En el caso de Venezuela se ha dicho que el 90% de sus ingresos provienen del petróleo. Rusia en poco menos, pero ambos están perdiendo miles de millones de dólares por cada dólar que baja el precio del barril, y no parece que ha tocado fondo esta tendencia. El caso de Irán es similar. Arabia Saudita, Estados Unidos y Canadá han aumentado la oferta y no habrá recorte a la producción a corto plazo, quizá hasta que haya otra reunión de la Organización de países exportadores de petróleo en 2015.

En el caso de México se considera una producción de 2.2 millones de barriles diarios, pero no todo se exporta. Los especialistas dicen que no afectará mucho a México esta baja, por una parte porque se han pagado unos 700 millones de dólares en la compra de cobertura de precios, esto significa algo así como un seguro de precio; baje o suba el precio se pagará lo convenido. Otra razón es que ya dependemos menos proporcionalmente de  los ingresos del petróleo ya que las exportaciones se han diversificado. En Estados Unidos ha bajado el precio de la gasolina y una gran proporción se importa de ese país a México.

A pesar de tanta publicidad con las reformas a las leyes no vemos en la realidad reflejados los cambios que nos han querido ofrecer. Y es que si se baja el precio se baja la recaudación y si bajara ¿Cómo le va a hacer el gobierno para aplicar los programas para el 2015? ¿De dónde se conseguiría el recurso que se está dejando de recaudar con la baja de ingresos. Y más si se tiene en cuenta que 2015 es un año electoral? El no bajar el precio de la gasolina garantiza también un precio al gobierno mucho mayor al que anda a nivel internacional y eso lo pagaremos nosotros al consumir el producto, por eso se dice que los ingresos no saldrán muy rebajados.

Por lo pronto ya hay consecuencias el aumento del precio del dólar, o la depreciación del peso mexicano, junto con las otras monedas de los países afectados que a ellos si la están pasando peor.

Una pregunta para analizar es ¿Quién puede aplicar, ordenar una baja en el precio de la gasolina en México? ¿El poder legislativo,  diputados, senadores? O el poder ejecutivo, el presidente de la república. O quién se atrevería a hacer la propuesta conociendo las consecuencias que hay alrededor de esta determinación con una buena dosis de ilusión o carta a los santos Reyes.