Se fijan en Sayula para la producción de espárrago

Ratio: 5 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activado
 

 

Dos empresas se presentaron en Sayula con intención de hacer contratos para la producción y comercialización de espárrago. Una es Agrícola Zarattini SA de CV, con residencia en Irapuato, Guanajuato, y otra es Sulken SA de CVcon domicilio en Texcoco, estado de México.

El lunes por la tarde se presentó Toni Zarattini, uno de los propietarios de la empresa describiendo la manera en que trabaja la empresa con productores y las variedades que tienen, señalando que la empacadora la tienen en Guanajuato a donde iría el producto para ser empacado y exportado. La superficie mínima que se requiere es de 100 hectáreas. Estuvieron presentes productores representativos de Sayula. También se realizará un viaje a Guanajuato para que se pueda observar y platicar con productores de aquella región y constaten la rentabilidad de esta alternativa.

El martes se presentaron de la empresa Sulken SA también con productores empresarios de Sayula y Atoyac a los cuales se les notó su entusiasmo por participar en la producción de espárrago. Esta empresa señaló que juntando unas 200 hectáreas o más están dispuestos a invertir en una planta empacadora de este producto la cual daría empleo a personas de aquí que se sumaría a los empleos en la producción.

Ambas empresas tienen conocimiento de la región y no es casual que vengan a la región de Sayula, ven condiciones en las cuales se puede hacer negocio en el que ambas partes ganen

Ante lo complicado que resulta la rentabilidad de la producción de maíz y otros granos por los bajos precios y los altos costos de los insumos, es importante escuchar alternativas que incluso son éstas de la iniciativa privada ajenas al gobierno, pero que pueden ser mejores que los cultivos que actualmente se tienen por muchos productores.

El espárrago tiene posibilidades de éxito en la región ya que tiene una buena tolerancia a las sales que limitan la producción de otros cultivos, y que los suelos de esta región tienen tendencia salina. Al contrario de los de la Zona de Zapotlán y los municipios “pegados” al volcán de Colima que tienen terrenos ácidos.

Dos empresas se presentaron en Sayula con intención de hacer contratos para la producción y comercialización de espárrago. Una es Agrícola Zarattini SA de CV, con residencia en Irapuato, Guanajuato, y otra es Sulken SA de CVcon domicilio en Texcoco, estado de México.

El lunes por la tarde se presentó Toni Zarattini, uno de los propietarios de la empresa describiendo la manera en que trabaja la empresa con productores y las variedades que tienen, señalando que la empacadora la tienen en Guanajuato a donde iría el producto para ser empacado y exportado. La superficie mínima que se requiere es de 100 hectáreas. Estuvieron presentes productores representativos de Sayula. También se realizará un viaje a Guanajuato para que se pueda observar y platicar con productores de aquella región y constaten la rentabilidad de esta alternativa.

El martes se presentaron de la empresa Sulken SA también con productores empresarios de Sayula y Atoyac a los cuales se les notó su entusiasmo por participar en la producción de espárrago. Esta empresa señaló que juntando unas 200 hectáreas o más están dispuestos a invertir en una planta empacadora de este producto la cual daría empleo a personas de aquí que se sumaría a los empleos en la producción.

Ambas empresas tienen conocimiento de la región y no es casual que vengan a la región de Sayula, ven condiciones en las cuales se puede hacer negocio en el que ambas partes ganen

Ante lo complicado que resulta la rentabilidad de la producción de maíz y otros granos por los bajos precios y los altos costos de los insumos, es importante escuchar alternativas que incluso son éstas de la iniciativa privada ajenas al gobierno, pero que pueden ser mejores que los cultivos que actualmente se tienen por muchos productores.

El espárrago tiene posibilidades de éxito en la región ya que tiene una buena tolerancia a las sales que limitan la producción de otros cultivos, y que los suelos de esta región tienen tendencia salina. Al contrario de los de la Zona de Zapotlán y los municipios “pegados” al volcán de Colima que tienen terrenos ácidos.